Hago fotografías por amor. La fotografía permite desvelar eso que siempre estuvo ahí. Una buena fotografía lo es en un 99% debido al sujeto: la gente, el paisaje, detalles que nos rodean y que están cargados de belleza, llenos de misterio y repletos de significado. El otro 1% lo forma la buena iluminación, los conocimientos técnicos, o la suerte de estar allí en el momento preciso. Es cierto que la vida cuenta historias a través de la luz. Hablo de explorar y congelar estos momentos.